Escudo

La autora del Escudo de Santa Rosa es la Prof. María Victoria Piedra de Celi. Sus colores son: el rojo, verde y amarillo El rojo denota la fortaleza de sus hijos en el trabajo; el verde simboliza la esperanza y fe en el futuro pro­misorio del cantón, sobre todo en el ámbito agrícola, el amarillo significa la nobleza y sabiduría de los hombres y mujeres, asi como también la riqueza de su suelo.

En el centro del cuartel superior se encuentra ubicado el sel de la libertad, cuyos rayos sostienen siete estrellas que representan a las parroquias rurales del cantón: Jambelí, Victoria. Bellavista, To-rata. La Avanzada San Antonio y Be lia m aria. En el centro del Escudo, sobre el libro que es ex­presión de cultura, se levanta la antorcha del progreso cruzada por el tricolor nacional. En una de las páginas del libro se encuentra la grafía Alfa, Que significa el principio de la evolución material, cultural y espiritual del pueblo. 

En la parte inferior, el cuerno de la abundancia, representa tos productos del lugar, que constituyen la riqueza vegetal y marina del cantón. La cornucopia se haya entrecruzaba por los elementos de labranza que evidencia el trabajo perseverante y opulento de los santarroseños. En el cuartel amarillo, hacia abajo se encuentra el Rio Santa Rosa, sobre el cual descansa la Iglesia Matriz, monumento característico de nuestro cantón El Escudo en su parle superior ostenta una cinta con una leyenda HONOR. TRABAJO, LIBERTAD: le­mas con los que sus hijos afianzan el futuro de la Patria. En tos extremos de la cinta los años 1859 y 1974. año de cantonizacton y año de concepción del Escudo, respectivamente.

Bandera

El autor de la Bandera de nuestro cantón es el extinto periodista santarroseño. Sr Luis Campuzano Carrión, símbolo que fue puesto a consideración del Concejo cantonal en el año 1944, siendo acogido por unanimidad Se oficializó el 15 (le octubre de 1963 en la presidencia del señor Don Julio Betancourt Camón.

 

Himno

El Himno de Santa Rosa encierra un Cantón al denodado esfuerzo y valentía de sus hijos que han sabido vencer las adversidades a través de la historia, denvadas de desastres naturales provocados por la in­clemencia de la estación invernal, como el aluvión ocurrido en el año 1926 y de la invasión del vecino país del sur en el año 1941. Levantándose de todas aquellas vicisitudes con ejemplo de trabajo y honor.